“La revisión de la perspectiva refleja nuestra opinión de que la adecuación de capital del grupo se ha recuperado fuertemente en 2012 hasta un nivel acorde con las calificaciones actuales. En nuestra opinión, la posición de capital actual del grupo está reforzada con colchones suficientes para capear una mayor presión económica en la zona euro o unas más desafiantes condiciones en los mercados financieros”, explica la agencia en su comunicado.

S&P espera que la suficiencia de capital del grupo se mantenga estable en 2013-2014 en su “muy fuerte” nivel actual. Anticipa, además, que aunque el entorno de bajos tipos de interés podría poner más presión sobre los rendimientos de las inversiones en los seguros de Vida y de No Vida. “Esperamos que los riesgos asociados a tipos garantizados en pólizas de Vida sigan siendo manejables, incluso a largo plazo, y los precios en No Vida parecen mostrar una continua tendencia ligeramente positiva”, añade S&P.

Las calificaciones asignadas a ALLIANZ se ven apoyadas también por su “muy fuerte posición competitiva (reflejando la generación de ingresos y beneficios por la diversificación geográfica y de negocios) y el muy favorable perfil riesgo-rentabilidad de sus operaciones de gestión activos”.