Esta mejora se ha realizado tras el acuerdo del grupo con NATIONAL INDEMNITY CO. (NICO), filial de BERKSHIRE HATHAWAY, por el que proporcionará cobertura ante el desarrollo adverso de las responsabilidades por amianto y riesgos medioambientales (A&E, en sus siglas en inglés) y compensaciones a trabajadores estadounidenses, con un límite global de 6.500 millones de dólares (4.800 millones de euros), según publicó INESE la semana pasada.

S&P ha indicado que al cierre de la operación -con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2014- LIBERTY MUTUAL cede unos 3.300 millones (2.450 millones de euros) de los pasivos existentes en virtud de un contrato de reaseguro. NICO proporcionará aproximadamente 3.200 millones (2.383 millones de euros) de cobertura agregada adicional ante el desarrollo adverso. LIBERTY ha pagado a NICO una consideración de alrededor de unos 3.000 millones, estando totalmente garantizado el reaseguro recuperable por NICO".

La opinión de los analistas de Tracy Dolin es que este acuerdo abarca potencialmente los pasivos volátiles de A&E y mitiga en gran medida los riesgos potenciales de una futura evolución adversa de las reservas. "También creemos que esto reduce la volatilidad potencial de las ganancias y disminuye significativamente el capital requerido por nuestro modelo de capital, mejorando nuestra visión de su capital y su perfil de ingresos".

Finalmente, S&P indica que la perspectiva 'estable' "refleja nuestra expectativa de que LIBERTY MUTUAL se mantendrá al menos en 'A' según nuestro modelo de capital en 2014-2016. También esperamos que el desempeño operativo del grupo sea acorde con los promedios de la industria de No Vida. No esperamos un desarrollo adverso significativo de las reservas".