Según se explica desde el propio grupo asegurador, el ‘rating’ asignado está “dos niveles por encima de la calificación a largo plazo en la República de Italia”, gracias a la “alta diversificación internacional y una fuerte posición en el mercado de alta calificación en los países europeos”.

La agencia destaca en particular que la dirección de GENERALI “se ha comprometido a fortalecer la posición de solvencia ajustada al riesgo, así como aumentar sustancialmente sus ganancias durante 2013 y 2014” (ver edición de de 14 de enero). “Las calificaciones del grupo reflejan desde nuestro punto de vista una posición competitiva muy fuerte y un sólido desempeño operativo”, se agrega en el informe de S&P. “Al mismo tiempo, nuestra visión sobre su gestión y gobernanza han mejorado satisfactoriamente”, se concluye.