Standard & Poor’s (S&P) ha colocado la calificación de ‘A-’ a la capacidad de crédito a largo plazo y a la solidez financiera en el seguro de las entidades de GRUPO CATALANA OCCIDENTE (SEGUROS CATALANA OCCIDENTE y SEGUROS BILBAO) en situación de vigilancia (‘CreditWatch’) con implicaciones negativas.

Esta acción sobre el ‘rating’ del grupo se produce tras la decisión de S&P de rebajar desde ‘A’ hasta ‘A-’ la nota a la solidez financiera de las filiales de ATRADIUS (ATRADIUS CREDIT INSURANCE, ATRADIUS REINSURANCE y CRÉDITO Y CAUCIÓN). Es más, dicha calificación también queda bajo vigilancia negativa. “Esta acción refleja nuestra visión de un fuerte deterioro de las ganancias de ATRADIUS en el último trimestre de 2008, que consecuentemente ha debilitado la capitalización en un momento en el que la flexibilidad financiera está forzada”, comenta S&P en su comunicado.

La agencia espera resolver la situación de vigilancia negativa de las calificaciones de GRUPO CATALANA OCCIDENTE y de ATRADIUS en los próximos dos meses.