Sobre esta base, la firma asienta una propuesta de valor que la diferencie como un potente y flexible fabricante de software para la gestión del riesgo asegurador y una marca reconocida por su rapidez de reacción, el elevado nivel de sofisticación de los trabajos entregados y su clara vocación en investigación y desarrollo.

En entrevista en 'Actualidad Aseguradora', Aparicio adelanta unos objetivos cuantitativos “muy ambiciosos”, ya que “pensamos doblar nuestros ingresos”. “Queremos introducir nuestra herramienta de modelización ERMS, que es aplicable como soporte integral de Solvencia II, tanto para entidades de Vida como de No Vida indistintamente. También vamos a potenciar dos nuevas herramientas, en las que ya competiremos en igualdad cronológica con otros proveedores: ACTU-Pricing y ACTU-Pillar3”, anticipa.

A ello se le une la expansión en el mercado latinoamericano: “Tenemos el mandato del Grupo Actuaris para ello; pero queremos hacerlo con cierto criterio oportunista: nuestro deseo sería acompañar a aseguradores españoles que se expandan en aquellos mercados”.