Queremos acompañar a las empresas salvadoreñas en su evolución, ser para ellas un socio de confianza que les ayude a crecer de forma rentable y segura, asegurando el desarrollo de su negocio y orientándoles hacia la toma de las mejores decisiones comerciales”,afirma Alberto Berges, director general de SOLUNION.

El Salvador creció un 2,5% en 2018 y se espera que alcance un porcentaje similar en 2019, según datos del Fondo Monetario Internacional, aunque prevé cierta ralentización a partir de 2020, en línea con la coyuntura económica global. Desde la compañía destacan que ofrecerán a las empresas salvadoreñas una oferta a medida de sus necesidades, sea cual sea su tamaño y sector de actividad.