“Los objetivos de esta campaña son dos. Por un lado, enseñar a los conductores los derechos y obligaciones y las implicaciones que supone la elaboración del parte. Y, por otro lado, remarcar la importancia de proceder de manera segura al hacerlo, retirando el vehículo de la zona de peligro, señalizando y usando los chalecos reflectantes”, afirmó María Jesús Magro, directora de la Fundación Pons.

María Seguí, directora general de Tráfico, reconoció la relevancia de “la implicación de la sociedad civil y de la las entidades no gubernamentales” en la toma de conciencia sobre la importancia de la seguridad vial. Además, destacó la importancia de los datos recogidos por las aseguradoras a través de los partes de accidentes. Así, aunque los diferentes cuerpos policiales cuentan con los partes de los accidentes con lesiones personales, recordó que hay un importante número de accidentes sin víctimas, por lo que los datos de siniestralidad recogidos por otras fuentes son de gran utilidad para la DGT. “Este estudio sirve para aumentar nuestra base de datos,  para saber qué ocurre y cómo y cuándo sucede, con el fin de orientar nuestras acciones”, apuntó.

Mariano Rigau, CEO de ARAG, remarcó que el sector asegurador español es el mejor organizado a la hora de favorecer al conductor y las víctimas en caso de siniestro, haciendo hincapié en la rapidez de la resolución de problemas o la existencia de un marco de convenios de indemnización directa. No obstante, recordó que, para que el sistema funcione adecuadamente, “implica conocer la declaración amistosa y saber rellenar adecuadamente los partes”.

DUDAS AL RELLENAR EL PARTE

El paso previo a la puesta en marcha la campaña formativa ha sido la elaboración de un estudio sobre el conocimiento de la declaración amistosa de accidentes. Para ello, Fundación Pons y ARAG realizaron 452 encuestas a conductores en las ciudades de Madrid, Barcelona y Sevilla. El informe pone de relieve que solo un 3,8% de los encuestados sabe cuáles son todos los datos necesarios para tramitar de forma rápida y efectiva el parte. Aunque la mayoría de los conductores conocen la relevancia de cumplimentar los datos personales del conductor (96,9% de los encuestados) y de la aseguradora (93,6%), solo el 61,5% considera importante recabar el nombre y contacto de posibles testigos. Otros datos relevantes, como el modelo y matrícula del vehículo, la fecha y hora del accidente, las circunstancias del mismo o los daños materiales y personales, son señalados por 8 de cada 10 encuestados. Por otra parte, el 60,6% de los conductores continúa creyendo que es obligatorio llevar en el coche el recibo del seguro en vigor.

En cuanto a la necesidad de firmar el parte amistoso, el 73,7% responde que es obligatorio, el 70,4% sostiene que firmarlo supone aceptar la responsabilidad, y el 46,2% cree que es recomendable firmarlo, aunque no se esté de acuerdo. Magro recordó que el documento debe estar rubricado por las dos partes implicadas para tener validez, pero incidió en que no es necesario firmarlo en el mismo momento de rellenarlo, pues hay siete días para comunicar el siniestro al seguro. También puntualizó que firmar el parte sin estar completamente de acuerdo puede dificultar cambios posteriores en la versión de los hechos.

Por otra parte, un 59,7% cree que solo hay que rellenar el apartado de víctima si existen lesiones de gravedad o han intervenido médicos de urgencia. Sin embargo, Magro hizo hincapié en que se deben marcar incluso los heridos leves, puesto que una lesión o molestia mínima puede acarrear lesiones internas más severas. También reseñó que el 14,4% de los encuestados estaría dispuesto a aceptar que el contrario pusiera el nombre de otra persona si este lo solicita, por temor a que no esté asegurado. Al hilo de ello, recordó que se trata de una práctica fraudulenta y que el CCS asiste en caso de que el contrario no cuente con el seguro obligatorio.

Las actuaciones enmarcadas en esta campaña se concretan en la elaboración de una guía legal sobre los derechos y responsabilidades del conductor; la distribución de 50.000 folletos informativos, con la colaboración de las autoescuelas clientes de Fundación Pons, la red de talleres de Feu Vert y la red de peritos de APCAS; la inclusión de un módulo explicativo sobre el rellenado correcto en los cursos que la fundación imparte sobre seguridad vial para trabajadores en empresas; y la creación una app de ayuda para los conductores.

Acceso a web divulgativa sobre la Declaración Amistosa de Accidentes, de ARAG y Fundación Pons.