Señaló Rojas que con los coches que no se encuentran se cometen otros delitos, como son la venta del vehículo entero, la venta pos piezas o se realizan otros actos como asaltos, secuestros expres o asesinatos. Aun así, quiso dejar claro que no existe crimen organizado.

Por vehículos y según los datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la marca Nissan fue la ‘preferida’ para los ladrones, principalmente sus modelos Tsuru, Pick Up y Sentra, le siguen el Volkswagen Jetta o la motocicleta Yamaha 111-250.