Ricardo Morán, subdirector de responsabilidad corporativa de AXA, ha indicado que estas pólizas cubren las pérdidas materiales, además de proteger contra lesiones en el caso de un siniestro. Señaló también que “es necesario reforzar la cultura del seguro, tal como lo promueve la ONU, que por cada dólar invertido en prevención se ahorran siete en acciones de emergencia”, dijo.

Junto a esto explicó que las tres principales consecuencias a las que ven expuestas las personas ante fenómenos de catástrofes natural como puede ser una inundación son: lesiones, daños en la estructura del inmueble, pérdida de artículos y desequilibrio financiero al no poder cubrir los gastos.

REGIONES MÁS PROPENSAS A CATÁSTROFES NATURALES

Asimismo, mencionó que según la Organización Mundial de la Salud, los desastres de origen natural relacionados con los cambios meteorológicos se han triplicado en los últimos 50 años y han causado más de 60.000 muertes.
En México, según Morán, los estados con mayor riesgo de sufrir un huracán son Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Veracruz y Tabasco.