Así de contundente se mostró el directivo en una entrevista con El Comercio, donde en referencia al proceso de devolución de fondos afirmó que “avanza bien”. Informó que la Corporación de Seguros de Depósitos “se cubrió a quienes tenían hasta 31.000 dólares” y quedarían por pagar a 600 personas entre naturales y jurídicas, que tenía más de esta cantidad. También anunció que quedan 293 personas con más de 68.000 dólares.

Señala también en la entrevista que “ya se agotaron los recursos que tenía el banco para pagar”; indica que se está pasando los 60 días para que el Consejo Temporal pase la administración a la Junta de Acreedores. Manifiesta que son ellos quienes deben resolver qué hacer con los bienes del banco para recuperar sus recursos. Con estas ventas, según el superintendente, se podría devolver el dinero a todos los acreedores.

Aquí se puede leer la entrevista completa.