Inicia así su quinto mandato al frente de la organización, con el objetivo para estos próximos ejercicios, según señala, “de seguir modernizando las infraestructuras  tecnológicas con el fin de seguir ampliando la oferta de servicios para conseguir un mayor desarrollo de la red”.

En su discurso ante los accionistas, Abella destacó los resultados de la sociedad en 2011, ejercicio en el que, a pesar de las dificultades del mercado, ha obtenido un buen resultado, que servirá para potenciar el desarrollo de la red y fomentar nuevos servicios. Asimismo, incidió en la acción global de la gestión del Consejo.

En referencia a 2012, vaticinó otro buen ejercicio para la organización y expuso ante los accionistas los principales ejes estratégicos de actuación para los próximos años destacando que ESPABROK está en estos momentos en disposición de crecer y desarrollarse.