Además, la compañía destaca que “siete de cada 10 personas que tuvieron que usar el seguro de Viaje lo han hecho por tener un problema relacionado con la salud, una situación que en el caso de no tenerlo puede suponer un coste elevado en ciertos destinos”.

Otros motivos que llevan a usar este seguro son: sufrir un accidente o una enfermedad o con la repatriación de asegurados (el 9,7%), cancelación del viaje (5,8%). A continuación, figuran los relacionados con problemas en el equipaje facturado durante el viaje (5,2%) o por demoras en el transporte (3,7%).

Además, la aseguradora destaca que este seguro es “cada vez más demandado y en lo que va de año, se ha producido un incremento del 15,2% en el número de pólizas contratadas, siendo el 80% a través de las oficinas de la compañía”.

 

Incidentes en comercios durante la época estival

Por otro lado, la aseguradora ha dado a conocer los datos de otro estudio realizado sobre su propia cartera de clientes. Entre las conclusiones se destaca que uno de cada tres incidentes que se produce durante el verano en los comercios está relacionado con el mal cierre de grifos o llaves de paso, el deterioro de puertas, ventanas o vitrinas o un cortocircuito por un aumento brusco de intensidad en la corriente eléctrica.

comerciante-comercioLa primera causa, con el 26% de los expedientes declarados en los meses de junio, julio, agosto y septiembre, son los problemas relacionados con el agua. Estos guardan relación con escapes accidentales o averías de los sistemas de conducción, que se pueden traducir en goteras o en inundaciones. Además, según el estudio, los daños eléctricos y la rotura de cristales, con un porcentaje cercano al 18% en ambos casos, y los robos, con un 10%, provocan algunos de los siniestros que tienen lugar en los comercios durante el periodo estival.