1. Cliente personalizado y recomendador. Por aquí debe empezar todo. Si no tenemos claro que todos nuestros procesos deben enfocarse a él, estaremos equivocados. El “produmer” hoy tiene mucho poder, consume e indica qué quiere, y hay que escucharlo en redes sociales y con acciones de marketing válidas. Él es el origen de todo lo demás.

  2. Inese DATAInnovación como cultura de compañía. Debemos entender que es un proceso continuo, que cada nuevo proyecto debe probarse con el cliente o usuario, porque las ideas geniales no son tan habituales, y por eso mejor testar.

  3. Tecnología dominada por todos los profesionales. Es la locomotora que nos hace ir más rápido, más lejos y con mayor alcance. No se puede elegir y tanto el cloud, como la inteligencia artificial, el blockchain y el IoT deben estar incorporados en nuestro día a día o empezar a estarlo.

  4. Profesionales con talento digital. Se acabó el profesional que no se recicla. Lifelong learning es un paradigma que deben tener todos nuestros empleados, independientemente del rol. Así tendremos un equipo poderoso que nos haga llegar a donde nos propongamos. No vale solo con saber de negocio asegurador.

  5. Gestión ágil y eficaz (adiós a los megaproyectos). DTLA es la clave: aunar desing thinking con lean y con agile. Si trabajamos de esta forma, iremos rápido, fallaremos (que no es lo mismo que fracasar) pronto y barato, y los éxitos llegarán antes de lo que imaginamos.

  6. Decisiones basadas en el dato. El dato es oro. Ya lo teníamos, pero no le hacíamos demasiado caso. El big data, la inteligencia artificial y el IoT hacen que ahora sea mucho más manejable y aporte el valor que se le presupone porque, sin él, estas tecnologías no son nada.

  7. Las generaciones millennial y Z, incorporadas en las carteras de las compañías. Es el futuro. El cliente tradicional no necesita tanta digitalización, es verdad, pero va a ir desapareciendo. El foco debe mantener a los boomers -son clave hoy y son digitales- pero incorporar masivamente a las generaciones más jóvenes. Tienen la cabeza ordenada de otra manera y en ellos hay que pensar.

¿Quieres conocer más sobre la digitalización en el sector? El estudio ‘Digitalización en el sector asegurador: una nueva forma de entender el negocio asegurador, para compañías, corredurías y entidades de previsión social’, que acaba de lanzar INESE, te lo cuenta. Más información pinchando aquí.