Estableciendo Redes', en cuyo marco se ha desarrollado una mesa una mesa redonda en la que se ha abordado la mediación como un modelo de resolución que está creciendo y que puede ser una herramienta perfecta de comunicación entre profesionales sanitarios, pacientes y familiares en caso de siniestro.

En el marco de este evento ha tenido lugar una mesa redonda en la que diferentes expertos nacionales e internacionales han compartido experiencias. Moderada por Rosa Heras Fortuny, coordinadora de la SCMS, han participado Roberto Ravinale, director de siniestros de SHAM en Italia y CEO de Ravinale, empresa de GRUPO SHAM, junto a Sarah Barclay, fundadora de la Medical Mediation Foundation de Reino Unido; Mercè Alaball Giménez, mediadora de la Sociedad Catalana de Mediación en Salud, y Juan Luis Soto de Lanuza, coordinador de la Unidad de Mediación de la Gerencia de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Ravinale ha explicado la situación de los siniestros de responsabilidad sanitaria en Italia, donde según los datos disponibles del último año se han notificado 34.000 reclamaciones, de las cuales el 78% se ha tramitado extrajudicialmente y solo el 22% ha llegado a los juzgados. También ha comentado el marco regulatorio que apoya y favorece la mediación en dicho país: la Ley 28/2010 de Mediación Civil y la Ley 24/2017 de Responsabilidad por mala praxis médica, que incluye una sección dedicada específicamente a la obligatoriedad de la mediación en los siniestros por negligencia médica. Se trata de un método de resolución de disputas que es práctico (las reclamaciones se investigan de una forma más rápida y efectiva), rápido (duración máxima de 6 meses), coste efectivo (menores costes legales para las partes), personalizado (las partes acuerdan quién será el mediador y qué cuestiones negociar) y evita el conflicto.