En declaraciones a los periodistas tras participar en un desayuno informativo organizado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, ha señalado que “sería bueno que la gente no solo invirtiese en vivienda, sino también un poco en activos financieros”. “Eso no estaría mal, pero exige algún estímulo”, ha añadido.

Asimismo, ha vuelto a aclarar que “jamás” ha dicho que haya que cuantificar la vivienda como parte de las pensiones, sino que “hay que tener en cuenta” que en otros países haya una aportación mayor a los fondos privados, frente a España, en donde hay “poco ahorro privado en fondos de pensiones, pero sí muy grande en vivienda”.

“Dije que en España efectivamente el volumen de ahorro concentrado en fondos de pensiones es pequeño. Los españoles no han ahorrado así, llevan décadas ahorrando en vivienda. Es un hecho perfectamente conocido y comprobable”, apostilló a los medios, insistiendo en que su intención fue llamar la atención sobre el hecho de que en España los fondos de pensiones aportan “muy poco” a los ingresos de los jubilados, ya que “los españoles han considerado que la vivienda era su vehículo de ahorro, también para la jubilación”, informa Europa Press.

El gobernador del Banco de España ha defendido que el sistema público de pensiones es “fundamental” para la política económica y social, si bien ha reconocido que su situación es “difícil” y presenta “problemas graves” a nivel demográfico, por el aumento de la esperanza de vida y el desempleo. Ha hecho hincapié en que el empleo es “el elemento que está más al alcance y el más eficaz” para ser “lo único que puede cambiar en sentido estructural la posición del sistema de pensiones”.