En la actualidad existen 2.002 esquemas de pensiones privados, patrocinados por 1.822 razones sociales; de dicha cantidad, un 58% tiene problemas de fondeo, lo que significa que los activos administrados son insuficientes para cubrir su pasivo laboral, según detalló la Consar en el documento del que se hace eco ‘El Economista’. A su vez, un 39% de los planes privados cuenta con fondos mayores a sus obligaciones y un 3% tiene pasivos iguales a los recursos registrados. Del total de personas que atienden estos planes privados de pensiones, un 93% es empleado en activos, un 4% es pensionado y un 3% es empleado inactivo con derechos adquiridos.

La insolvencia que registran los planes privados provocará que algunos trabajadores no obtengan la pensión que el patrón prometió, reveló Gerardo López Jiménez, catedrático de la Universidad Panamericana y especialista en el Sistema de Ahorro para el Retiro. El total de recursos financieros que administran estos planes privados de pensiones asciende a 416.483 millones de pesos (32,8 millones de dólares), monto inferior a los pasivos que registran estos sistemas de retiro.

Gerardo López también destacó que las empresas deben diseñar estudios actuariales donde definan el plan de pensiones que se adecua al perfil de la compañía, por ejemplo, basándose en la plantilla laboral que tienen, en la edad, género y salud de los trabajadores. Añadió que los pasivos registrados en las compañías están relacionados con estudios actuariales inexactos o poca rentabilidad en el manejo de los recursos registrados en los fondos de pensiones.