La cobertura que THONA en este seguro está dirigida tanto al ciclista como a la bicicleta. Así, ha desarrollado un producto que “consiste en brindar atención médica derivada de un accidente en bici, así como en caso de fallecimiento por este motivo o la pérdida de órganos”. El producto se puede acompañar con otros servicios como apoyo vehicular, asesoría legal o mantenimiento, según ha explicado el director general de la firma, Luis Huerta.

Añadió además que un seguro así costaría unos 400 pesos (32,7 dólares) con una suma asegurada por fallecimiento y pérdidas orgánicas de 20.000 pesos (1.637 dólares) y 10.000 (818,5) de atención médica, además de los servicios de asistencia.

La idea de la compañía, según anunció Huerta, es extenderse a lo largo del país, especialmente en las grandes ciudades y finalizar 2013 con alrededor de 20.000 pólizas suscritas.