Más concretamente, según el informe de la asociación, los activos en seguros representan el 9,1% del ahorro de las familias (9,2% al cierre del primer trimestre del año y 9% al término de 2012), de los que 7,8 puntos son reservas matemáticas de seguros de Vida y 1,4 puntos, otras reservas, Por su lado el 5,2% del ahorro (el mismo porcentaje que en marzo de 2013) está en fondos de pensiones.

A estas cifras habría que sumar el 1% del ahorro gestionado en entidades de previsión social.

Los depósitos y efectivo siguen siendo el principal activo en el que las familias concentran su ahorro (48,7% del total), mientras que la inversión directa en bolsa se eleva al 25,9%, por el 6,8% que suponen las instituciones de inversión colectiva.

Inverco explica que, en términos porcentuales sobre PIB, “el ahorro financiero neto de las familias españolas alcanza ya el 90,1%, debido tanto al aumento del ahorro financiero neto como al ligero retroceso experimentado por el PIB nacional”. Si bien dicha tasa sigue recuperándose desde el mínimo alcanzado en plena crisis financiera (68,2% en 2008), todavía registra una caída del 12,1% del PIB desde el año 2006, en el que alcanzó el 102,2% frente al 90,1% actual.