Más concretamente, según el informe de la asociación, los activos en seguros representan el 9,1% del ahorro de las familias, de los que 7,8 puntos son reservas matemáticas de seguros de Vida y 1,3 puntos, otras reservas, Por su lado, el 5,1% del ahorro está en fondos de pensiones.

A estas cifras habría que sumar el 1,1% del ahorro gestionado en entidades de previsión social.

Los depósitos y efectivo siguen siendo el principal activo en el que las familias concentran su ahorro (47% del total), mientras que la inversión directa en bolsa se eleva al 27,9%, por el 7% que suponen las instituciones de inversión colectiva.

Casi el 100% del aumento de valor experimentado en 2013 por los activos financieros corresponde a la significativa revalorización de las carteras de las familias. En el detalle por instrumentos, destaca el incremento producido durante el año en el saldo de renta variable cotizada y fondos de inversión (20% y 14%. respectivamente).

Inverco explica que, en términos porcentuales sobre PIB, “el ahorro financiero neto de las familias españolas alcanza ya el 97,4%, frente al 102,2% en al año 2006, por lo que el efecto de la crisis en la riqueza financiera de las familias ha sido prácticamente neutralizado”.