Esta ‘startup’, que cuenta con el respaldo por un grupo de inversión británico con más de una década de experiencia, se presenta como “un servicio ‘on line’ gratuito e independiente pensado para ayudar a los consumidores a ahorrar en sus facturas del hogar y defender sus derechos mediante investigaciones periodísticas, herramientas de comparación de precios y una gran comunidad de ahorradores en ámbitos como seguros, comunicaciones y finanzas personales”.