Sostuvo que su estrategia como empresa está basada en iniciar y hacer campañas para fomentar la cultura de la protección del patrimonio, así como en destacar el trato personalizado y el servicio inmediato hacia sus clientes. En entrevista con ‘El Financiero’ el ejecutivo dijo que SEGUROS AFIRME ha invertido en sistemas, capacitación y desarrollo de personal, con el fin de estar preparado para dar una respuesta inmediata y ofrecer un excelente servicio a sus clientes.

Por medio de un comunicado, la aseguradora informó que prevé tener un crecimiento del 35% en la venta de seguros. Sobre esto el directivo explicó que este aumento se conseguirá por el incremento en las pólizas de Autos. Actualmente atienden, con ese producto, a las provincias de Nuevo León, Distrito Federal, Jalisco y Chihuahua, y desde la entidad regiomontana se cubren las plazas de Tamaulipas y Coahuila. Además, el ejecutivo adelantó que están evaluando abrir oficinas en Puebla, Querétaro y Morelos.

“Desde hace dos años iniciaron una estrategia para participar de una manera más activa en este ramo”, explicó Villarreal Arauza que indicó que cada semestre la compañía ha ido innovando sus productos, con el fin de ofrecer mejores condiciones y precios a los asegurados.

El ejecutivo explicó que, como parte de su estrategia, ofrecerán coberturas adicionales, beneficios por renovación garantizados y precios muy competitivos, “por lo que pensamos que vamos a crecer un 35% el volumen de primas que emitimos en ese ramo”. Raúl Villarreal también reveló que es la única compañía en el país que ofrece el amparo de riesgo en daños por arma de fuego; es decir, que cubre los daños “accidentales” que sufra cualquier vehículo asegurado por ellos.

Por otro lado, están ofreciendo otras coberturas, tales como la responsabilidad civil cruzada, cinco servicios de grúa incluidos en el paquete de Protección Total Afirme, daños que se causen al motor por inundación y dar el beneficio de un auto sustituto en caso de sufrir un percance. En cuanto al objetivo de la compañía es terminar 2012 entre las primeras cinco aseguradoras medianas del país y colocarse entre las grandes de aquí a tres años.