El nuevo marco regulatorio fue aprobado el pasado 28 de febrero y cuenta con dos años de implementación, por lo que en 2015 deberá estar totalmente implementado. Una de las preocupaciones más importantes para las aseguradoras es que la ley incorpora Solvencia II y tiene nuevos requisitos de capital, según el riesgo. Este paso para Moody´s “constituye una mejora con respecto a las actuales directrices de capital ajustado al riesgo basadas en factores de regulación”. Además, dibuja estándares de gobierno corporativo más estrictos, con directores independientes y comités de gestión de inversiones y de riesgo, añade.

En su informe Moody`s se refiere también a otro de los cambios que incorpora la ley, al seguro de caución. Sobre el particular mencionan, según recoge BNAmericas, que “incrementará la penetración de mercado de las afianzadoras, ya que no establece ni exige ningún tipo de garantía por parte de estas, como sí ocurre actualmente con su producto tradicional”.

Advierte también Moody´s que los nuevos requerimientos de capital serán asumibles por las compañías importantes que operan en el país, mientras que reconoce que otras tendrán que hacer inversiones adicionales tanto en sistemas como en tecnología y llevar adelante “importantes iniciativas organizacionales para cumplir con el nuevo marco”.