El séptimo tramo lo ha ganado RIGEL PERÚ, propiedad de la chilena RIGEL SEGUROS de Vida, que en marzo obtuvo la autorización del regulador del mercado chileno para constituir una subsidiaria en el Perú, informa ‘El Comercio’. La reforma de AFP ha dividido la cartera de afiliados en siete fracciones, de modo que las aseguradoras manejarán tanto las obligaciones como los derechos de manera conjunta. Así, cuando un afiliado requiera una pensión, esta se dividirá en siete partes y cada compañía tendrá que asumir la parte que le corresponda.

Según dijo Aldo Ferrini, gerente general adjunto de AFP INTEGRA, la licitación ha sido positiva para los afiliados, pues ahora pagarán menos. Sin embargo -reconoció- aún es muy pronto para saber si las aseguradoras ofrecieron precios predatorios. Destacó que antes cada AFP licitaba su propia cartera de afiliados entre las compañías aseguradoras, por lo que las grandes novedades son el que haya sido una subasta conjunta y, además, que haya nuevos participantes en el sector asegurador.

BAJAN LAS PRIMAS

Pese a que las principales aseguradoras del mercado habían anticipado que las primas no necesariamente bajarían, el resultado de la licitación ha marcado una reducción del 4,65% en los descuentos mensuales que se hacen a los trabajadores para cubrir este seguro, que permite al afiliado o a sus beneficiarios obtener una pensión en el de que el aportante quede inválido o fallezca.

Efectivamente, el promedio de las propuestas de las cuatro empresas que ahora poseen los siete tramos en los que se ha dividido el seguro es de 1,23%, inferior al promedio de 1,29% de las primas que manejaban las cuatro participantes del mercado: PACIFICO VIDA, RÍMAC, SURA SEGUROS y LA POSITIVA VIDA.