El paquete propuesto incluiría el traslado, la atención médica, los procedimientos quirúrgicos, la hospitalización, la terapia intensiva, los medicamentos, así como las prótesis u otros insumos, o servicios análogos, los cuales deberán ser pagados en su totalidad por la aseguradora contratada por el responsable del accidente, dijo durante su presentación recogida por los medios de comunicación del país.

La iniciativa además señala que en caso de que el responsable del accidente no cuente con cobertura por una aseguradora en el momento del siniestro y él mismo se encuentre en un establecimiento, autopista o centro recreativo, el pago por servicios médicos deberá ser cubierto por la aseguradora contratada por dicho establecimiento.

Asimismo, se hace hincapié que en el artículo 39 de esa ley sería modificado para incluir que las cuotas o pagos devengados por el uso de la atención médica de los servicios de urgencias, “los cuales impliquen desde el traslado, la atención médica, procedimientos quirúrgicos, hospitalización, terapia intensiva, medicamentos, prótesis u otros insumos, o servicios análogos deberán ser pagados en su totalidad por la aseguradora contratada por el responsable del accidente y reintegrados en su totalidad al servicio público en salud, encargado de brindar la atención médica”.

También se expone que “en caso de que el responsable del accidente no cuente con una cobertura por una aseguradora en el momento del siniestro y el mismo se encuentre en un establecimiento, autopista, centro recreativo, etc. El pago por los servicios médicos otorgados al paciente accidentado, deberá ser cubierto por la aseguradora contratada por dicho establecimiento”.

Leobardo Alcalá Padilla dijo que la mayoría de los estados han hecho las reformas necesarias para que los vehículos (automóviles, camiones, camionetas) tengan como mínimo el seguro por responsabilidad civil contra daños a terceros. Sin embargo, regularmente los costos por el servicio de traslado, urgencias médicas, procedimientos quirúrgicos y hospitalización otorgados son cubiertos por el sistema público de salud y no por el seguro.