Según informa ‘Momarandu.com’, medio que ha tenido acceso al mencionado decreto, el programa, de suscripción voluntaria por parte de los productores salvo en algunos casos contemplados por la ley, establece la posibilidad por parte del Ejecutivo Provincial de contratar seguros y servicios conexos, financiar y/o subsidiar al productor en la contratación de los mismos, a fin de utilizarlos como herramientas de gestión de riesgos para mitigar o disminuir las pérdidas debidas a las adversidades climáticas, físicas, telúricas y biológicas.

El programa, que se implementará de forma progresiva, será de aplicación a las producciones agrícolas, pecuarias y forestales, según precisa el decreto firmado por el gobernador Ricardo Colombi. Los aportes del Estado al importe global de las primas a aportar por los productores se fijarán atendiendo a las circunstancias de cada zona y cultivo, aunque tendrán prioridad las economías más modestas. En cualquier caso, el importe de las indemnizaciones para siniestros se aplicará directamente, en primer lugar, al reintegro del crédito.

EXCEPCIONES

Según el decreto, la contratación del seguro implicará la pérdida del derecho a gozar de los beneficios de la ley nacional de Emergencia Agropecuaria Nº 26.509, que sí se aplicará a los siniestros de índole catastrófica, a aquellas actividades donde aún los esquemas de coberturas no estén desarrollados y a otras situaciones que determine el Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo. Del mismo modo, el nuevo Programa implica también la merma de la Ley Nº5.978 de adhesión provincial.

Con el Programa de Seguro Agrario se busca una mayor participación de los productores a través de sus propias asociaciones y organizaciones, y el fortalecimiento por parte del Estado de la investigación estadística y actuarial, la prevención de riesgos y que preste asesoramiento a los aseguradores.

COMPARTIR