Según el comunicado enviado esta misma mañana, las primas brutas emitidas muestran una modesta contracción del 3,5% a ​​30 de junio, hasta 8.300 millones. A tipos de cambio constante el descenso habría sido del 1,5%. "Esta cifra está en línea con las expectativas, sobre todo teniendo en cuenta la intensa competencia en el reaseguro de No Vida", matiza la reaseguradora. Además, las primas netas se elevaron un 2,1%, hasta los 7.200 millones de euros; ajustado por los efectos del tipo de cambio, el incremento habría sido del 4,3%, añade el grupo.

El beneficio operativo (EBIT) ascendió a 745,2 millones en el primer semestre. La cifra para el mismo periodo en 2015 fue de 789,4 millones de euros. En este contexto, el beneficio neto del grupo durante los primeros seis meses se redujo en un 8,6% hasta los 486,1 millones de euros (531,9 millones de euros). Las ganancias por acción fueron de 4,03 euros (4,41 euros en 2015).

En cuanto al segmento de No Vida, según HANOVER RE se ha logrado un “resultado aceptable”. Las primas brutas suscritas en el reaseguro de No Vida se contrajeron un 6,9% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 4.600 millones, un dato que ajustados al efectos del tipo de cambio, hubiera caído un 5,6%. "Para nosotros es más importante preservar la rentabilidad del negocio que aumentar los ingresos por primas", enfatizó Wallin. La incidencia de pérdidas importantes en la primera mitad del año fue considerablemente superior al año anterior, detalla el grupo, añadiendo que “las pérdidas sufridas por HANNOVER RE en el segundo trimestre fueron significativamente más altas de lo esperadas”.