“La solución definitiva aún no está definida. Las negociaciones han desestimado transformar el complemento de pensión interno en un fondo de pensiones. Las opciones se centran en una póliza de seguro de Vida o un PPA”, se señala en la información.

Banco Santander transferirá algo más de 300 millones, que actualmente tiene dotado en su balance, correspondientes al complemento de pensión interno de los 4.200 trabajadores en activo de la entidad con una antigüedad superior al 8 de marzo de 1980.