Según la información remitida ayer por el grupo a la CNMV sobre sus cuentas correspondientes a los nueve primeros meses del año, SANTANDER INSURANCE contribuye con un beneficio atribuido de 172 millones de euros, un 14,4% inferior al mismo periodo de 2012, tras las operaciones corporativas realizadas en España y Portugal (excluido este efecto y la variación de los tipos de cambio, el beneficio atribuido aumentaría un 8,3%). Si se incluyen las comisiones cedidas a las redes comerciales, el negocio de seguros ha generado un total de ingresos para el grupo de 1.989 millones de euros, un 4,3% menos en interanual, aunque aumentando a perímetro y tipos de cambio constantes (+3%).

En paralelo, el resultado total para el grupo (beneficio antes de impuestos de aseguradoras y corredoras más comisiones cedidas a las redes) se sitúa en 1.892 millones (-3,9% interanual; +3% a perímetro y euros constantes).

“Por áreas geográficas, Europa Continental, que repite su resultado total tras absorber el impacto perímetro (-0,3% interanual), ofrece un crecimiento en términos homogéneos del 7,4%, apoyado en la buena evolución de España, Portugal y del negocio de consumo”, detalla el banco en su informe, en el que concreta que España, que mantiene su aportación nominal, aumentaría un 9,1% si se excluyen operaciones corporativas.

Por su parte, la contribución del negocio de pensiones al beneficio atribuido del área de Gestión de Activos y Seguros ha sido 10 millones, un 39,2% más, mientras que los fondos de inversión logran un resultado de 65 millones (-17,5%).