Como parte de la ejecución del proceso de resolución se ha llevado a cabo la amortización de la totalidad de las acciones ordinarias en circulación de Banco Popular, así como de las acciones resultantes de la conversión de los instrumentos de capital adicional de Nivel 1 (instrumentos híbridos de capital). Al mismo tiempo, se ha procedido a convertir la totalidad de los instrumentos de capital regulatorio de Nivel 2 (deuda subordinada) emitidos por Banco Popular en acciones de nueva emisión del propio banco, que han sido adquiridas por Banco Santander por el precio de 1 euro.

Con este procedimiento de venta es la primera vez que el Mecanismo Único de Resolución decreta un bail in de una entidad financiera privada, se decir, que son los accionistas y bonistas los que pierden su inversión para evitar poner sobre la mesa ayudas públicas. "La operación se realiza sin comprometer recursos públicos, ni afectar a ningún acreedor ordinario ni depósito", remarca el FROB en su comunicado.

El comprador amplía capial en 7.000 millones

Asimismo, como parte de la operación, Banco Santander ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que tiene previsto realizar una ampliación de capital de aproximadamente 7.000  millones de euros que cubrirá el capital y las provisiones  requeridas para reforzar el balance de Banco Popular. Las actuales acciones de Banco Santander tendrán derecho de suscripción preferente en el aumento de capital. 

Reordenación de las alianzas de seguros, con ALLIANZ en el centro de las negociaciones

Con la confirmación de esta operación corporativa, de la que se venía especulando las últimas semanas, se da el pistoletazo de salida también para comiencen las negociaciones para reordenar las alianzas de seguros de los dos bancos: Santander cuenta con AEGON como aliado en este negocio y Popular suma una larga trayectoria de colaboración con ALLIANZ (la aseguradora es incluso accionista del banco y está representando en su Consejo de Administración).

Las páginas del diario Expansión destacan hoy que si se cumple la hoja de ruta seguida en todas las uniones bancarias vividas en el mercado hasta la fecha, ALLIANZ saldrá de la órbita de Santander si se produce la fusión con Popular. Para ello, como ha ocurrido en otras operaciones similares, la aseguradora saliente recibiría una indemnización en función de lo acordado en el pacto y la valoración que determinen una indemnización para ALLIANZ.

Recuerda el diario que los contratos iniciales firmados por los socios en estos pactos fijan los mecanismos de ruptura y fórmulas para calcular las compensaciones económicas a pagar. En la práctica hasta la fecha, las discrepancias entre las partes han sido habituales en muchos casos lo que ha llevado la necesidad de arbitrajes o valoraciones por parte de terceros.

Expansión matiza que el escenario cambia si Santander decidiera mantener Popular como filial dentro del grupo. En este caso, el grupo podría seguir con el acuerdo con ALLIANZ, al menos en una primera etapa.

Cabe recdordar que ALLIANZ POPULAR gestiona entre planes de pensiones y fondos de inversión 15.500 millones de patrimonio. Además, los recursos gestionados por el banco en seguros de Vida dentro de la alianza rondaba los de 2.500 millones.

COMPARTIR