Además, según apunta la aseguradora en información que recoge ‘Infobae’, entre sus distintos objetivos están el aumento de las capacidades tecnológicas existentes; favorecer las actividades de transferencia de tecnología; promover la captación de financiamiento para el desarrollo de dichos proyectos con base científica y tecnológica; y desarrollar y capacitar los recursos humanos necesarios para dichos fines.

Se trata de una iniciativa pionera en el ámbito privado del país que se apoyará en cuatro áreas del ámbito científico-técnico: la biotecnología, la nanotecnología, la informática y las ingenierías. Los beneficios de su actividad tendrán impacto directo en diversos sectores, como el agrícola, la producción pecuaria, la actividad láctea, la industria metalmecánica, las energías renovables, la medicina, las industrias farmacéuticas y cosméticas, el software y las telecomunicaciones, entre otros.

En su discurso, Abatidaga expresó que “una Nación se hace grande a partir de una base de pequeñas y medianas empresas de alto valor agregado, que investiguen, desarrollen, capaciten y generen puestos de trabajo calificados” y agregó que “cada uno de nosotros, desde el rol y el lugar que ocupamos, podemos ayudar a generar mejores condiciones que permitan potenciar las economías regionales y contribuir al crecimiento económico con equidad social en Argentina”. Por su parte, Henn manifestó el compromiso del Gobierno Provincial de acompañar este tipo de iniciativas, y resaltó la importancia de estas medidas que permiten “mejorar la condición humana y potenciar el desarrollo de la provincia”. Finalmente, Capitanich elogió este emprendimiento y destacó las oportunidades que representa para científicos y tecnólogos, así como también las que surgirán a partir de las empresas que se crearán dentro del Centro.