Mediante la fórmula de “cesión global de activos y pasivos de la sociedad”, la totalidad de la cartera de asegurados (3.800 pólizas) pasará a manos de la asturiana SALUS, que se hará con la mayor parte, y la catalana AURA, que se quedará solo con los seguros de Decesos.

El conjunto de la operación, según detalla la publicación, asciende a cerca de 3,6 millones de euros, si bien alrededor de 2,5 millones corresponden al pasivo de AMEFE y no serán desembolsados. La cantidad que sí ingresarán los socios será el 1,1 millón restante, según explica la mutualidad.