El beneficio contable después de impuestos asciende a 322 millones de libras (364 millones de euros) (2016: 20 millones de libras - 22 millones de euros) y el beneficio técnico del grupo ascendió a 394 millones de libras, un 4% más, con un ratio combinado del 94% (2016: 94,2%).

La rentabilidad sobre recursos propios tangibles se establece en el 15,5% (2016: 14,2%), frente a una horquilla objetivo del 13-17%. Por su parte el dividendo complementario se eleva a 13,0 peniques por acción (19,6 peniques en total en 2017, un 23% más)

Stephen Hester, consejero delegado de la aseguradora, detalla que “en un periodo difícil para los mercados aseguradores, estamos muy satisfechos de poder presentar a los accionistas otro ejercicio con crecimiento de los beneficios, los dividendos y la rentabilidad sobre los recursos propios. El aumento de los ingresos por primas también pone de relieve la positiva respuesta de los clientes a nuestras ofertas. Las divisiones internacionales de RSA consiguieron unos excelentes resultados en 2017, contrarrestados en parte por las pobres cifras de suscripción en nuestro negocio en el Reino Unido/mercado de Londres, como señalamos a comienzos de año. Los objetivos de rendimiento siguen siendo elevados y nuestra meta es seguir mejorando en 2018”.

Según el comunicado, el impacto de los fenómenos climatológicos fue similar al año anterior; los grandes siniestros ascendieron al 10,8% de las primas (2016: 8,9%).

COMPARTIR