La compañía explica esta caída por el resultado positivo obtenido un año antes por valor de 1.000 millones (871 millones de euros), como consecuencia de la promulgación de la Reforma Tributaria de los Estados Unidos.

Las primas netas consolidadas se incrementasen un 7%, alcanzando los 10.544 millones(9.185 millones de euros) de 2018. La presidenta y CEO, Anna Manning, destaca “los continuos y sólidos resultados operativos de nuestras operaciones en EMEA y Asia, el buen crecimiento orgánico general y un alto nivel de movilización de capital”. Además expresa el optimismo “sobre el futuro, sobre nuestras perspectivas de negocio, y sobre nuestra capacidad de ofrecer retornos financieros atractivos”.