Durante el pasado año,  la firma gestionó "un volumen de primas superior a los 122 millones de euros". En palabras de su  consejero delegado, Rubén Martínez, la correduría se encuentra en "una fase de crecimiento sólido", ya que "en los últimos 5 años hemos aumentado nuestra facturación anual en más de un 50%". 

Así, según indican en su comunicado, en los  próximos años apuestan por "reforzar y potenciar su equipo, centrando sus esfuerzos en el compromiso con sus clientes".  Sus próximos objetivos serán "la sostenibilidad y la eficiencia, apostando por la innovación y la digitalización en la empresa. El reto es alcanzar, en 2025, una facturación cercana a los 26 millones de euros, con un equipo de entre 225 y 242 personas, lo que supondrá un crecimiento del negocio cercano al 75 % y de su equipo próximo al 50%".