La asociación explica que la evolución de los planes en el último mes ha venido marcada por el resultado del referéndum en Reino Unido que, si bien, elevó la incertidumbre en los mercados financieros, llevando a las bolsas internacionales a “intensas correcciones”, por el contrario ha tenido efectos favorables para la renta fija. “El fuerte repunte de la aversión al riesgo provocó un desplazamiento de los inversores hacia activos refugio: el bono alemán a diez años cerró junio con rentabilidad negativa, y el bono público español a diez años cerró con una rentabilidad del 1,25% (muy cerca del mínimo histórico de marzo 2015)”.

La consecuencia de esa coyuntura en los planes de pensiones ha sido que los productos con exposición a renta fija de larga duración hayan obtenido en junio rentabilidades “muy positivas” en el plazo anual: 5,5% en Planes Garantizados y 3,6% en Renta Fija Largo Plazo. Por el contrario, las pérdidas en los planes de Renta Variable ya alcanzan los dos dígitos.

Inverco recuerda que, en el largo plazo, los planes de pensiones siguen generando rendimientos positivos para sus partícipes: a 26 años, la rentabilidad media anual alcanza el 4,67% para el total de planes. Asimismo, en el medio plazo (5 y 10 años), presentan una rentabilidad media del 3,37% y 1,87% anual.

Datos de los Planes de Pensiones Individuales en junio de 2016

Casi 31 millones de prestaciones netas en el mes

En el mes de junio, el volumen estimado las aportaciones brutas a los planes del Sistema Individual ascendió a 181 millones de euros, mientras que las prestaciones fueron de 211,9 millones, con lo que el volumen de prestaciones netas del mes alcanzaría los 30,9 millones.

En la elaboración de esta estadística Inverco incluye una muestra de 1.210 planes de pensiones individuales, que representan en torno al 99% de su patrimonio, es decir, 67.155 millones y 7,81 millones de cuentas de partícipes.

Noticias relacionadas

Rentabilidad negativa anual del 4% de los planes de pensiones individuales en marzo