La prospección de clientes-objetivo es uno de los pasos fundamentales de la venta, y hasta la irrupción de Internet,  la búsqueda de contactos se hacía a través de directorios, páginas amarillas, etc. En estos casos, el ratio de eficacia llamada-concertación entrevista era muy bajo, “habida cuenta –detalla Díaz-Aroca - de que se trabajaba con listas frías”.

Frente a esto, la metodología  'social selling' permite trabajar con herramientas del siglo XXI, y además, sin costes, pues esta es una de las “ventajas de Internet”. “Permite potenciar el branding profesional, tener mucha más visibilidad, conseguir llegar a captar muchos más leads y en definitiva, vender más”.

Díaz-Aroca remarcó a los mediadores que siguieron online el encuentro que hay que “ponerse al día”, dando a conocer las técnicas de 'social selling' para saber utilizar adecuadamente las redes sociales y sacarles todo el partido.

En taller de ayer también se abordó, en la primera parte, las principales obligaciones de los corredores y corredurías. El módulo fue impartido por el director de la EPC, Jorge Campos.