Estos riesgos (ver tabla) también ocupan los primeros puestos en las clasificaciones de riesgos de las cinco grandes regiones analizadas en la encuesta (Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, Europa, Latinoamérica y Norteamérica) y también se encuentran entre los primeros del ranking en 24 de los 28 sectores de actividad objeto de la encuesta.

Según destaca AON, en la encuesta se detecta “un descenso significativo en cuanto a preparación frente al riesgo entre muchos de los participantes”. De media, la preparación reportada frente a los 10 principales riesgos ha caído 7 puntos porcentuales, del 66% al 59%, con respecto a la última edición de 2011, mientras que la pérdida de ingresos declarada se incrementa un 14%. “Una posible explicación de esta menor preparación frente al riesgo puede encontrarse en el hecho de que la prolongada fase de recuperación económica está afectando a los recursos de las organizaciones, reduciendo sus capacidades para mitigar muchos de estos riesgos”, afirma Stephen Cross, presidente de Aon Global Risk Consulting.

La encuesta también desvela varios riesgos importantes a seguir percibidos como “riesgos subestimados”. El bróker sugiere a las empresas prestar atención a los siguientes: “delitos informáticos/hacking/virus/códigos maliciosos” (que figura en el puesto 18º), riesgo crediticio de contraparte” (20º), “pérdida de propiedad intelectual/datos” (29º), “social media” (40º) y “financiación de planes de pensiones” (47º).