El patrimonio neto de la aseguradora ha alcanzado 438,8 millones, un 8,5% más que en el ejercicio anterior. “Estas cifras refuerzan su posición como una de las compañías más estables, solventes y sólidas del mercado asegurador”, valora la entidad.

En cuanto a la evolución del negocio, REALE ha registrado una reducción del 2,3% en su volumen de primas, frente a la caída media del sector del 5,9%, facturando 750,4 millones. La evolución negativa de la actividad económica en España explica la caída de los ingresos, aunque ha logrado ascender un puesto en el ranking de seguros de Autos (del séptimo al sexto) y ha incrementado su facturación en algunos productos, como el de Comunidades, donde ha registrado una variación de casi un 10%.

Igualmente, REALE VIDA ha incrementado su facturación un 47%, “superando ampliamente las previsiones de la compañía”.

Al cierre del ejercicio, REALE da servicio a 1.568.086 clientes, cuenta con 338 agencias y 3.435 corredores activos, además de 55 sucursales (una más que en 2011). En total, cuenta con 922 trabajadores.