Entre las nuevas coberturas que incorpora destaca daños por agua, daños eléctricos y roturas a primer riesgo, heladas, reclamación de daños básica, Responsabilidad Civil por contaminación accidental y, protección jurídica. Además, incluye el servicio Bricomunidad, un servicio de asistencia con objeto de realizar pequeñas reparaciones de mejora o mantenimiento del edificio asegurado.

Junto a lo anterior también han mejorado las coberturas relativas a daños eléctricos, en la que se cubren los ascensores y montacargas hasta los 20 años de antigüedad; roturas de cristales de placas solares y de instalaciones deportivas; Responsabilidad Civil exigible al presidente de la comunidad, ampliación de capitales de Responsabilidad Civil hasta 1.200.000 euros y, dentro de  lluvia, viento, pedrisco o nieve, se amplía la cobertura para vientos a partir de 80Km/hora, así como  los daños en zonas comunes producidos por filtraciones a través de terrazas de uso comunitario y privativo.

"Todas estas novedades están encaminadas a ofrecer un producto completo, gracias a una tarifa más competitiva, normalización de direcciones y acceso a datos del catastro", si indica desde la entidad, que para facilitar la comprensión de los asegurados a la hora de contratarlo ha creado un vídeo explicativo.