“En REALE hemos empezado ya a dar los pasos para estar el año que viene en Vida. Para el 1 de mayo de 2010 queremos contar ya con una compañía de Vida”. Así lo confirma su consejero delegado, Antonio Viñuela, en entrevista para el número de esta semana de Actualidad Aseguradora, en la que avanza algunos detalles de cómo será su operativa en el ramo: será una compañía “con una estructura muy sencilla, con productos adecuados para la venta a través de mediadores exclusivamente, poco complejos pero con total seguridad”.

En este proyecto, Viñuela destaca la ventaja que les supone que “nuestro accionista tiene negocio de Vida, sabe trabajar el ramo y está creciendo mucho en él”. En todo caso, el objetivo en España no pasa por un crecimiento rápido en Vida. “Queremos simplemente tener Vida como un producto más para la red de agentes, que pueda distribuirlo sin grandes costes ni mayores problemas”, añade.

Pero además de Vida, el próximo año también supondrá la entrada de REALE en Salud: “Ya tenemos el ramo autorizado, pero no vamos a estar operativos hasta que finalice el acuerdo con AEGON, el próximo año. Aquí la cuestión está en si creamos toda la estructura de una compañía de Salud, con servicios médicos, control de los riesgos y de la gestión, que es complicado y no tenemos experiencia, o llegamos a un acuerdo de coaseguro y de distribución con una compañía fuerte”.

Viñuela explica que “en estos tiempos, no se puede tener un cliente que esté contigo en un producto y el resto los tenga con otra compañía. Además, tienes agentes exclusivos a los cuales no das medios para que su negocio se desarrolle. Creo que es una necesidad dar a nuestros agentes la posibilidad de desarrollar su negocio y de fidelizar a sus clientes”.

Crecimiento del 1,8% en primas hasta marzo

En otro orden de cosas, desvela el efecto que la crisis está teniendo en REALE: “Es cierto que la crisis nos afecta porque, a diciembre el crecimiento era el 4,8% y a marzo es el 1,8%, pero quizá lo hace un poco menos que al resto”. En uno de sus principales ramos, como es Autos, lo que más preocupa a la aseguradora es la siniestralidad, que ahora se sitúa en el 73,8%, “y, por eso, estamos haciendo un análisis muy detallado de la situación porque nuestro objetivo son los resultados, no el crecimiento. Ese es además el mensaje claro que nos ha transmitido nuestro accionista”.

Finalmente, Viñuela hace balance de su periodo al frente de la compañía (en octubre se cumplieron 10 años desde su nombramiento como director general y 5 años como consejero delegado): "En 1998 el grupo estaba en una situación crítica. Necesitaba una reestructuración total. Nuestro accionista, REALE MUTUA, decidió apoyarnos financieramente e hizo una recapitalización de 9.500 millones de pesetas. A partir de ahí, con el esfuerzo de los empleados, en dos años la compañía se normalizó. Desde ese momento, hemos llegado a los 2.010.000 pólizas, tenemos un ratio combinado del 93,8% y un patrimonio neto que se ha elevado de 60 millones de euros en 1998 a 340 millones lo que, unido a un margen de solvencia del 302% sobre el mínimo exigido, denota lo que se ha hecho en estos años".

COMPARTIR