Este primer coloquio, que ha estado moderado por el periodista Salvador Molina, presidente del Foro Ecofin, se ha centrado en “los empleados como embajadores de la RSC”. Carmen M. García, directora y fundadora de Madrid Woman´s Week, dio la bienvenida y justificó el interés de tratar sobre “empresas comprometidas”, porque las empresas son el auténtico agente de cambio social, y pueden ayudar mucho en la gestión por valores.

Montserrat Tarrés ha destacado la experiencia de Novartis en el diálogo con los empleados con el programa ‘Ambassador’, cuyo principal objetivo es hacer de cada empleado el embajador de los compromisos de la empresa en todas sus interacciones con los clientes y su entorno relacional.

Por su parte, en REALE, explicó Suárez-Inclán, “la primera responsabilidad es asegurar la continuidad de la empresa obteniendo resultados sostenibles que permitan satisfacer las necesidades de nuestros clientes, generar trabajo y contribuir al desarrollo de nuestros empleados y al de la comunidad en la que vivimos, cuidando el medio ambiente. En este sentido, destacó que uno de los valores de la compañía es la “centralidad de las personas”, así lo demuestra el plan de igualdad existente en su grupo, las políticas vigentes que permiten conciliar la vida personal y laboral, con especial atención a las mejoras introducidas en el Convenio Colectivo a la que pueden acogerse los empleados con familiares dependientes.

Asimismo, Pilar Suárez-Inclán contó la experiencia de REALE SEGUROS en la implantación de una política de voluntariado corporativo en la que la compañía se encuentra ahora inmersa y aseguró que existen muchas ventajas para ponerlo en marcha: “La motivación y satisfacción de los empleados, mejor posición para atraer y retener el talento, mejor imagen corporativa y diferenciación e integración de la plantilla en la responsabilidad social”.

PRINCIPALES CONCLUSIONES

- “La Responsabilidad Social es el modelo de gestionar una empresa integrando las preocupaciones sociales y ambientales en las propias operaciones y en las relaciones con sus grupos de interés siempre de manera voluntaria”.

- “La RSC es la clave para mantener nuestra capacidad de operar, innovar y crecer”.

- “La vida no está separada de tu trabajo, por lo que hay que potenciar la gestión de valores desde la empresa, pero con el respeto a la iniciativa propia de los empleados y apoyándoles en sus sugerencias e iniciativas sociales”.

- “La RSC es una actividad transversal a la organización que debe ser apoyada desde Comunicación, porque lo que no se trasmite no se vive, no existe y no se potencia”.

- “Necesitas creer y estar orgulloso de tu empresa, como creer y estar orgulloso de tu trabajo. En eso ayuda el voluntariado y la RSC”.

- “La RSC en el ADN de los empleados permite trabajar cambios de percepciones con comunicación basada en hechos, ser claros y transparentes sobre nuestras posturas y sobre nuestros retos y dilemas, entablar un diálogo con stakeholders,…”

- “Para llevar a cabo un programa de voluntariado, es necesario formar a los empleados en nuestros compromisos y actividades en RSC y asegurarnos la comprensión y adhesión a los mismos”.

- “Las horas de voluntariado deben ser dentro de la jornada laboral”.

- “El voluntariado corporativo es hoy una buena práctica empresarial reconocible en nuestro entorno, con una gran diversidad de fórmulas y modalidades. Además, sirve de palanca para la cohesión del equipo humano en torno a los valores de la organización”.

- “La RSC mejora la empresa a largo plazo. Hay que tener paciencia y un buen hacer las cosas para que funcione. Hay muchos tipos de voluntariado, por lo que hay que probar las diferentes modalidades porque depende también del área de negocio donde se aplique”.