Raúl Casado, subdirector general de Ordenación y Mediación de Seguros de la DGSFP, informó sobre los principales aspectos de la IDD, cuya transposición definitiva no será efectiva antes de 2018. En su detallada exposición habló del  ámbito de aplicación de la Directiva, de la ampliación de las figuras que regula, de las obligaciones que recoge, de la información que como intermediarios habrá que facilitar a los asegurados, de los requisitos de formación o de lo exigido para ejercer como distribuidor.

Manifestó que la IDD incluye un artículo que regula la venta cruzada; en él se alude a tres casos diferentes: uno cuando el seguro es el producto principal y a él se incluyen otros productos que son accesorios (como ejemplo citó un seguro que al contratarlo ofrece la suscripción a una revista, en este supuesto la venta cruzada está permitida); también está autorizada cuando el seguro es accesorio de un producto financiero (por ejemplo, a un préstamo hipotecario o a la apertura de una cuenta); pero se prohíbe en el supuesto de que el seguro sea accesorio de un producto financiero que no esté regulado por ninguna de las siguientes tres directivas: Medios de Pago, la Hipotecaria o la MIFID. Los seguros Multirriesgo, indicó, no se consideran venta cruzada.

También argumentó que la IDD alude a tres tipos diferentes de ofrecer la información al cliente: la informada, la asesorada y la de ejecución. En la primera solo se informa al cliente de forma objetiva sobre el producto que él ha pedido; en la segunda se asesora y recomienda sobre los productos que mejor se adaptan a sus  necesidades; y, en la tercera, se ejecuta una orden de compra demandada por el cliente, pero esta última no tiene mucho encaje  en el ámbito asegurador. 

Prevención de riesgos penales

Alfredo Liñán, abogado, presentó el documento de prevención de riesgos penales que la asociación ha elaborado para sus miembros. En él se especifican los casos en los que hay responsabilidad penal, bien sea cometidos en nombre de la empresa o por cuenta de la misma; también recoge las multas y  penas en las que se puede incurrir. Para poder evitar los riesgos penales se ha elaborado un programa y cuatro  documentos en función de lo que pide el Código Penal. Dos de esos documentos son internos; uno se centra en un informe preliminar de riesgos penales, “identificación de riesgos que afectan de manera principal  en función de la actividad empresarial y aquellos que vayan ligados a la relación con terceros. Hay que analizar todos y ver cuáles les afectan”, subrayó.

El segundo documento es un mapa de riesgo por actividad y departamento, pues hay que identificar “los riesgos para evitar que lleguen a materializarse”; en el mismo se concretan los riesgos penales identificados por departamentos tipo o por las actividades tipo. Los otros dos documentos son externos; uno es un código ético marco, que debe ser adaptado por cada correduría según su propia idiosincrasia; se trata de un “código de mínimos, que cuando se adapte habrá que comunicarlo a los empleados”. El otro es un manual de prevención de riesgos penales, definido como “el documento más importante del programa”.

De estos documentos la asociación tiene dos versiones: una para pequeñas empresas y otra para empresas de grandes dimensiones. Liñán afirmó que “es importante que cada riesgo penal  tenga un funcionamiento de control, para esto sirve el código ético”. También se ha redactado un modelo de formación en prevención de riesgos penales para que lo entreguen a los empleados; “es un documento sencillo, pero completo, que  explica qué es  un riesgo penal y cómo prevenir, que deberá transmitirse al personal para que realicen un test y el documento deberá  archivarse  y conservarse. Cada  nueva incorporación deberá ser formada”, concluyó.

LOSSEAR, una normativa compleja

En el Foro ADECOSE, Pablo Muelas, subdirector general de Seguros y Regulación de la DGSFP, habló de las modificaciones que recogen la LOSSEAR y el Real Decreto de Ordenación, Supervisión y Solvencia, este último ya en el Consejo de Estado y con la previsión de que esté listo a finales de octubre. Muelas aconsejó leer el último Informe sobre Reclamaciones publicado por la DGSFP, ya que en él se facilitan datos interesantes y permite conocer, entre otros aspectos, cuáles son las aseguradoras más reclamadas. En este sentido apuntó que se ha mejorado en número de reclamaciones, pues han descendido en un 11%, respecto a 2013. También pidió una actitud proactiva en la iniciativa del “Día de educación financiera”.

Por su parte, Fernando Blanco, socio de Blanco & Asociados, dijo que la LOSSEAR es una normativa de compleja lectura y que hay artículos que exigen ser leídos varias veces para entender su contenido. Analizó los puntos que afectan más directamente a los corredores de seguros. 

Renovaciones: hay que romper con la bajada de primas

Las intervenciones del Foro concluyeron con una mesa redonda en la que los máximos responsables de tres aseguradoras y una reaseguradora expusieron su visión de cara a las próximas renovaciones.

Jean Paul Rignault, CEO de AXA, dijo que nos encontramos ante un entorno complejo en el que se percibe una recuperación débil, incertidumbre económica y política, cambio en los hábitos de consumo, Solvencia II, tipos de interés, incremento de la siniestralidad,… y todo ello se debe afrontar con nuevas herramientas, entre las que citó el EIAC. También aludió a que se está produciendo un cambio de ciclo, pues ya no se puede seguir las tendencias a la baja. Por eso, en su opinión, estamos ante “un período de estabilidad y prudencia” y subrayó la importancia de “dar el precio adecuado a cada cliente”, para lo que puede ayudar big data. Además, afirmó que un punto clave es “el valor del seguro” y este “no solo es un producto commodity; debemos reaccionar ante esto”.

Ignacio Eyries, director general de CASER, manifestó que “una cartera en pérdidas es algo nefasto para todos” y afirmó que “hemos tocado fondo en la rebaja de las primas”. Por ramos, su opinión es que en Daños “estamos tocando fondo, las primas, las tasas y los volúmenes se tienen que incrementar”. En RC, sin duda, “hay que ir a incrementos, no se debe regalar. En una sociedad desarrollada como la actual el cliente tiene que pagar por esa RC, pero debe pagar lo adecuado; por ello se necesita un incremento significativo”. En Autos, reconoció que “las frecuencias están subiendo y hay que transmitir la necesidad de subir las primas; para comunicar esta necesidad nos ayuda el baremo”. En Salud, “nos hemos metido en una absurda guerra de precios que no es entendible y que ha concluido en un deterioro de servicio; un buen servicio debe ir unido a un buen precio”. También dijo que la Omnicanalidad es una realidad y subrayó la importancia de seguir avanzando en el impulso del EIAC. Concluyó diciendo que “vivimos mejor los unos y los otros cuando las tres partes ganan. Hay que reconducir la situación”.

Josep Santacreu, CEO de DKV, indicó que el seguro de Salud siguió creciendo en 2014, pero lo ha hecho en asistencia sanitaria mientras que ha decrecido subsidio y reembolso, por lo que habría que analizar cómo afectará esto. También dijo que es un mercado muy concentrado (las 10 primeras compañías tienen el 82% del mercado). Otra realidad actual es la concentración de proveedores, sobre todo en el ámbito hospitalario, lo que también tendrá consecuencias. Asimismo, dijo que la evolución que se está produciendo en el ámbito de la salud “impactará en el actual modelo organizativo y en el precio, por lo habrá que revisarlos”. La desgravación en colectivos es una oportunidad y aludió a “la intensidad de competencia en precios, lo que lleva a olvidar el largo plazo”. Para recuperar esa apuesta por el largo plazo las compañías necesitan el apoyo de los corredores y destacó que “tener una prima sostenible a largo plazo es una garantía para el cliente”. Antes de concluir llamó la atención sobre la necesidad de reflexionar sobre el rol que juegan las aseguradoras y los mediadores, pues “Google ha entrado en OSCAR con una participación importante y no lo ha hecho por casualidad; por eso es necesario que pongamos en valor lo que tiene valor de verdad. Nos hemos de espabilar todos en esta carrera”, concluyó.

Paz Pinilla, CEO de SWISS RE IBERIA, indicó que la posición del reaseguro es similar a la de las aseguradoras. Con la crisis, dijo, “lo más importante era el precio, dominaba frente a otras aspectos”, ahora hay más jugadores, incertidumbre ante las consecuencias de la aplicación del baremo, presión por crecer,… Las renovaciones, en su opinión, no serán fáciles pues habrá mucha presión. Todavía hay rentabilidad y capacidad, pero serán negociaciones duras. Abogó por “mantener una suscripción rigurosa porque este es el éxito del largo plazo, un negocio con pérdidas no es sostenible”.

La clausura del encuentro la realizó Flavia Rodríguez Ponga, directora general de Seguros y Fondos de Pensiones.

‘Premios Estrella’

La jornada finalizó con la entrega de los Premios Estrella, una iniciativa con la que ADECOSE reconocerá a las compañías que hayan obtenido una buena calificación en el barómetro. El premio tiene tres categorías Bronce, Plata y Oro.

Con las ‘Estrellas de Bronce’ se reconoce a las que mejor calificación obtuvieron en el último barómetro por ramos; en esta primera edición fueron en Flotas, para ALLIANZ, recogido la estrella su CEO, Iván de la Sota; la entidad también recibió la ‘Estrella de Bronce’ en Seguros Patrimoniales y en Ramos Técnicos. En RC, se premió a CHUBB y lo recogió su director general, Carlos Peña. En Asistencia en Viaje, se destacó a ERV, lo cogió Ana Dueñas, directora general. En Vida Riesgo y Accidentes, así como en Vida Ahorro, el galardón fue para VIDACAIXA, que recogió su director general Antonio Truebas. En Salud el reconocimiento fue ara CIGNA, lo recibió Javier Cano. En Crédito y Caución se reconoció a SOLUNION y lo recogió su director general para España, Laurent Treilhes. El premio en Decesos recayó en HELVETIA, lo recibió su director general, José María Paagman.

Las ‘Estrellas de Plata’ reconocen a las compañías que han tenido una nota media superior al 7 y, en esta edición fueron para ERV, CHUBB, HISCOX (la recogió su director general, David Heras), ALLIANZ y SOLUNION.

En su primera edición el ‘Premio Estrella de Oro’ ha quedado desierto, ya que ninguna entidad reúne todos los requisitos: superior a 7 en servicio global y haber suscrito Guía de Siniestros y Cartas de Condiciones.