Durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura, Rajoy propone a los grupos abrir el diálogo para fortalecer el sistema público con el objetivo “de dar tranquilidad a los pensionistas presentes y futuros”. "Ya les anuncio –señaló- que, si recibo su confianza, propondré una convocatoria inmediata del Pacto de Toledo para acometer esta tarea”.

Remarcó que hay “asuntos fundamentales” para los españoles que van más allá de un periodo de sesiones o de una legislatura. “Las pensiones es uno de  ellos;  es  uno  de  los  grandes  asuntos  de  Estado  y,  en  consecuencia,  debemos abordarlo como exige, con responsabilidad y altura de miras”.

En este sentido, Rajoy destacó los “esfuerzos” realizados por el Gobierno para mejorar la sostenibilidad del sistema, tanto en el número de pensionistas, que ha alcanzado máximos históricos, con cerca de 9,5 millones, como en la cuantía de las mismas, con un presupuesto de más de 130.000 millones de euros que “nunca antes se había superado”.

Cabe apuntar que el pacto de investidura entre Partido Popular y Ciudadanos busca fortalecer el sistema público de pensiones, en el ámbito del diálogo social y del Pacto de Toledo, para asegurar su “sostenibilidad y suficiencia”.