Por tipo de avería, destacan, por su número, las relaciones con baterías (totalizaron 30.183 atenciones, si bien fue un 9% inferior a la del verano anterior), neumáticos (13.913 asistencias, un 1% más) y motor (8.188 acciones, un 2% más). De las cinco primeras causas de solicitud de un vehículo de ayuda y rescate, la que más crece es la asistencia como consecuencia de sufrir un accidente de tráfico (+4%, con 7.057 sucesos).

Los días en los que se solicitaron más asistencias este verano fueron el 11 de julio, el 1 de agosto y el 16 de agosto, respectivamente. El momento del día en el que se pidieron más servicios de ayuda en carretera de media fue el comprendido entre las 10 y las 13 horas.

Cuatro de cada diez averías, en vehículos de entre 10 y 15 años

Del análisis de sus datos, RACE hace especial hincapié en las conclusiones relacionadas con la edad de los automóviles. Así, se observa que el 42% de las averías se produjeron en vehículos de entre 10 y 15 años, cuando el parque de turismos en esta franja supone el 27% del total.  Si comparan este dato, por ejemplo, con los turismos de entre 8 y 10 años, estos han sufrido el 11,8% de las averías, con un parque del 20%.

Los vehículos de entre 10 y 15 años de edad destacan muy por encima del resto de grupos de edad en problemas de motor, electricidad, neumáticos, cambio, alimentación,  refrigeración, dirección, frenos o el embrague, en algún caso multiplicando por 10 los casos de avería respecto al total.

Por todo ello, el Club solicita a las Administraciones que implanten todas aquellas medidas fiscales y económicas que faciliten el rejuvenecimiento del parque y la compra de los elementos de seguridad.