Desde el RACE apuntan que estos datos confirman la tendencia observada en la evolución de la siniestralidad, ya que de los últimos ocho meses ha aumentado la mortalidad, y en algún caso, como el de marzo, hasta en un 25% respecto a marzo de 2015. Por ello, desde el club insisten en la necesidad de un “Pacto Social” y el compromiso real de los políticos para reducir los accidentes de tráfico.

En esta línea, proponen una batería de 10 medidas, que el RACE considera “prioritarias”, para mejorar la seguridad vial a corto y medio plazo. Así, se pide recuperar la inversión en infraestructuras; promover el uso de las vías más seguras; la creación de un Plan Urbano de prevención de accidentes; la ampliación del Plan PIVE, incluyendo el vehículo seminuevo; la reducción del IVA en seguridad y mantenimiento; educación Vial y seguridad en los trayectos escolares; un plan urgente para combatir la accidentalidad de los usuarios vulnerables; aumento de las campañas divulgativas con la sociedad civil; la formación como eje para hacer conductores más seguro; y, en suma, considerar la Seguridad Vial como una cuestión de Estado.

Noticias relacionadas

El RACE solicita incluir la movilidad y la Seguridad Vial como prioridad política