Destaca el aumento que se produjo en el mes de julio, con más de un 13% de incremento de las asistencias. En el acumulado del año, el club ya ha superado el medio millón de asistencias en carretera y en viaje, lo que supone una subida del 11,4% sobre el mismo periodo de 2016. Por meses, la variación más importante se produjo en enero, donde los problemas mecánicos aumentaron un 17,8%, y en junio, incrementándose un 14,8%.

Por tipo de avería, durante el pasado verano, las baterías se sitúan a la cabeza de los fallos mecánicos que sufren los conductores, con más de 34.700 casos en julio y agosto, y sufren un aumento del 9,5% respecto al mismo periodo de 2017. En segunda posición se encuentran los problemas con los neumáticos (pinchazos, reventones, desperfectos en la rueda., robo…) con más de 18.000 casos y un aumento de más del 24%.

En tercer puesto aparecen los problemas de motor, que superan los 10.500 expedientes. En cuarto lugar, la asistencia del RACE ayudó a 8.400 conductores que sufrieron un accidente de tráfico y que requirió la presencia de un servicio de asistencia, una situación que aumentó un 11,4% respecto a 2016. En el quinto lugar de este ranking están las averías con la bomba o los inyectores de los motores Diesel, que también sufre una variación al alza del 11%.

COMPARTIR