Estas iniciativas, que tienen como objetivo llevar a los debates existentes en el mercado de seguros en América Latina, se aprobaron en la primera reunión del Consejo Presidencial de FIDES, celebrada el martes pasado en el marco del a Asamblea Abuald e la ASSAL que se está celebrando actualmente en Asunción, Paraguay, y agrupa a los reguladores y supervisores de toda América Latina. "Hemos tenido muchas discusiones relacionadas con la gestión y con el fin de encontrar las mejores prácticas en el seguro para que sean adoptadas en los mercados latinos. Queremos que América Latina tenga un puesto de liderazgo dentro de la industria aseguradora del mundo", afirmó Rossi en una entrevista concedida a ‘Broadcast’, servicio de información Agencia Estatal.

BRASIL CUMPLE CON SOLVENCIA

Acerca de las normas de solvencia, que requieren que las aseguradoras tienen capital adicional para cumplir con sus obligaciones, el presidente de FIDES afirmó que Brasil se está moviendo en el ritmo adecuado y sigue en línea con los países desarrollados. “El país cumple con los requisitos de la norma de cara a 2016, cuando vence el plazo para la plena aplicación de los requisitos de solvencia”.

Otro tema discutido durante la conferencia, según reveló fue sobre el fraude en seguros. En Brasil, ya que se estima que más del 20 % de los siniestros pagados en el seguro de coche se corresponde con las reclamaciones fraudulentas. El segmento representa más de la mitad de la de fraude identificados, de acuerdo con Rossi, debido a la facilidad y el hecho de que la mayoría desarrollado en Brasil. "Este costo adicional refleja el precio que pagamos todos los asegurados y podemos aumentar la media en un 11 %", recuerda.

Por último, cuestionado sobre la economía brasileña, sí destacó que se evalúa el impacto del crecimiento y alta inflación del país frente al crecimiento del mercado de seguros, pero la baja penetración del sector mantiene". Este año, CNSeg estima los segmentos de la industria de seguros, incluyendo de salud, previsión y capitalización, crecerán un 15,6%. "El paro baja y hay una mejor distribución de los ingresos, esto contribuyen al crecimiento de casi dos dígitos", matiza Rossi.