BDS.- ¿Cómo se gestó la Federación de Asociaciones de Seguros? ¿Desde cuándo se lleva trabajando en el proyecto y quiénes fueron sus principales impulsores?

Recaredo Arias.- El proyecto se ha ido desarrollado desde hace varios años. En un principio empezó como un grupo de asociaciones de aseguradoras y federaciones, que se congregaban en la víspera de las reuniones de la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS, por sus siglas en inglés). Más adelante, ese grupo empezó a formalizarse un poco más, con la creación de un grupo de intercambio de información y de elaboración de documentos conjuntos, evolucionando a la INIA, Red Internacional de Asociaciones de Seguros.

De esta forma, desde hace tres años se empezó a gestar la idea de actuar ya como una Federación Global de Asociaciones, dado que ante todos los grandes organismos internacionales, particularmente el especializado en seguros, que es la IAIS, no teníamos una contraparte que pudiera hablar en representación de todo el sector asegurador a nivel internacional.

A partir de ahí ya empezamos a generar muchos documentos de posición, pero eran documentos que solo estaba firmados por las asociaciones que estaban de acuerdo en los términos de los mismos, por lo que no tenía toda la fuerza de un organismo representativo formal de todo el sector.

Desde entonces trabajamos para convertirlo en una Federación, una realidad que se hizo más firme el año pasado en Corea, en la reunión previa de la IAIS. Ya este año, en Ámsterdam, en la Asamblea del Isurance Europe, en los primeros días de junio, se acordó la creación de la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros (GFIA, por sus siglas en inglés). En Seúl, Corea, se aprobó la creación y ya estuvimos trabajando en la elaboración de los estatutos, en Ámsterdam se presentaron y aprobaron, aunque había detalles en los que no había consenso. Ha sido ahora, en Washington, cuando han quedado superados todos los detalles y se ha constituido la Asamblea. Con este consenso quedaba acordado un derecho de superminoría; de esta forma, para la aprobación de un documento de punción estaría firmado por todos los miembros de la Federación, que será del 90% de los votos y estará ponderado por las asociación según su peso de primas por región.

OBJETIVOS DE PARTIDA

BDS.- Exactamente, ¿con qué vocación y objetivos generales nace la Federación? Por cierto, ¿dónde se ubicará su sede?

Recaredo Arias.- La sede, desde el punto de vista jurídico, está basada en Suiza desde la perspectiva de que está constituida en el código de comercio suizo. Pero no obstante, como sabemos, la Presidencia de la Federación ha recaído en Frank Swedlove, el presidente de la Asociación Canadiense de Seguros de Vida y Salud. La Secretaría General, por su parte, la tiene Insurance Europe, por lo que se establecerá en Bruselas. La Vicepresidencia la tengo yo, como director general de la AMIS y actual secretario general de FIDES, y la Tesorería la tiene la Asociación de Seguro de Vida de Japón. Además, la Asociación de Seguros Generales o de Daños de Estados Unidos (AIA) llevará la responsabilidad de apoyar y seguir ganando miembros para la federación.

Su objetivo fundamental es ser un órgano que represente al seguro mundial. Hoy está compuesto por 31 asociaciones, aunque en realidad hay cerca de 70, porque Insurance Europe tiene más o menos 30 asociaciones y FIDES otras 20. En conjunto la Federación representa el 87% del negocio asegurador en todo el mundo.

Lo que buscamos es hablar con una sola voz, ser el representante común de los aseguradores privados en los grandes temas que genera tanto la IAIS, el G20, el IASBI, las normas contables u otros organismos, como, por ejemplo, Financial Stability Ball. Antes era muy segmentada la opinión del sector y estaba más centrada en la consulta individual, por lo que ahora se ha ganado mucho en ese terreno.

BDS.- ¿Cuáles son las asociaciones que han mostrado más interés?

Recaredo Arias.- Las que más impulsaron el proyecto fueron Insurance Europe, la Asociación de Vida y Salud de Canadá, la asociación de Vida de Estados Unidos (ACLI) y la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), que fuimos los principales propulsores del proyecto.

BDS.- ¿Cuáles son los primeros temas y acciones que están sobre la mesa de la GFIA y en los que esperan ser oídos/consultados?

Recaredo Arias.- Entre los temas en los que estamos trabajando ahora destaca la implementación de los principios de supervisión por parte de los supervisores, así como las conversaciones que hay sobre Solvencia II. También todo lo correspondiente a los criterios contables y la valuación de los activos, un tema muy importante en Europa. La definición de lo que se llama el ComFrame de la IAIS, que es la coordinación de la supervisión de los grandes grupos aseguradores internacionales. Y, por último, otro gran tema es la definición de si las aseguradoras como generadoras de riesgo sistémico o no, y en consecuencias, si debería consideradas que hay aseguradoras que son G-SIFIS (Global Systemically Important Financial Institutions) y si son potencialmente generadoras de riesgos sistémicos.

GFIA SERÁ LA CONTRAPARTE DE LA IAIS

BDS.- En la presentación de la Federación en Washington se habló de “trabajar, de forma más estrecha, con la regulación y la supervisión”, ¿qué pretenden en este sentido?

Recaredo Arias.- La Federación ya se constituye como uno más de los observadores de la IAIS, pero tendremos que convertirnos en la contraparte más relevante dentro de las negociaciones con la IAIS. Por ejemplo, cada vez que la IAIS va a emitir un documento de principio de normas, para que sean adoptadas por los reguladores a nivel internacional hace a los observadores una consulta, entonces a través de ese mecanismo enviaremos nuestros documentos de posición, dando nuestras recomendaciones y opiniones, solicitudes de adecuaciones y modificaciones a los eventuales documentos. La IAIS, para algunos casos, marca los principios y recomendaciones, es prescriptiva, y en otros casos marca normas y pautas muy concretas, como son los principios de regulación que tiene y se están implementándose ahora.

BDS.- ¿Cómo han acogido la creación de la GFIA las autoridades internacionales y locales?

Recaredo Arias.- Las autoridades se lo han tomado muy bien, a nivel de las locales, no podría hablar por todas, pero en nuestro caso concreto puedo decir que ha sido bien recibido. Las autoridades de la ASAL han apoyado mucho la iniciativa y en Washington tuvimos una primera reunión con el Comité Ejecutivo de la IAIS. En este primer contacto expusimos los términos en lo que nos podemos coordinar e inclusive unas propuestas para modificar la manera en las que se desarrollen los diálogos.

BDS.- A su juicio, ¿cuál es la situación del Seguro a nivel mundial en estos momentos? Pese a su carácter anticíclico, ¿está comenzando ya a notar este año los efectos de la crisis económica?

Recaredo Arias.- Pues la verdad es que se podría decir que la situación es variopinta, si me permite la palabra. Lo que podemos decir de manera común, y que hemos hecho ver a las autoridades internacionales de toda índole, es que el Seguro ha mostrado una gran solidez. Incluso, aunque en Europa no se haya adoptado Solvencia II, el sector ha mostrado una gran capacidad de respuesta para atender todas sus obligaciones ante grandes desastres naturales y, además, manteniendo los requerimientos de solvencia que cada regulación locales o regional establece. También ha sabido mantener la cobertura de sus reservas a través de los valores de las inversiones en activos. En general, podemos decir que la industria está solida y ha respondido a sus compromisos.

Por otro lado, desde el punto de vista de desarrollo y crecimiento, podemos observar que hay países, en particular Europa, donde su crecimiento ha bajado. Por ejemplo, en América Latina creció la participación mundial del 2.9 al 3.4 mientras que Europa y Estados Unidos redujeron algunos puntos esa participación. En Asia sigue creciendo, no en Japón, pero sí en los países emergentes. Así, el desarrollo está claramente en las economías emergentes, además de los BRICS, lo que ahora llaman ahora las ‘Mieconomist’, que están creciendo mucho.

UN MODELO DIFERENTE AL BANCARIO

BDS.- Con todo, visto lo que ha ocurrido con las entidades financieras, ¿no debería reivindicar la industria aseguradora su valor ante la sociedad y comenzar a ser reconocida por las autoridades y los gobiernos, de forma independiente al resto del sector financiero?

Recaredo Arias.- En efecto, ese es uno de los grandes puntos en los que está trabajando la GFIA, precisamente para lograr esto. Se debe reconocer al Seguro como un mecanismo muy útil para la sociedad y, por el otro lado, dejar claro que el modelo de negocio de seguros es diferente al bancario y, en ese sentido, la regulación de las aseguradoras debe ser diferente y adecuada a ese modelo de negocio.

BDS.- ¿Qué papel estima debe jugar el sector asegurador en el ámbito de la Previsión Social y de las jubilaciones futuras de los ciudadanos, vistas además las dudas que se han suscitado sobre los sistemas públicos de pensiones? ¿Y en la Salud?

Recaredo Arias.- Es un tema de discusión muy importante. Por ejemplo, en México y en países de América Latina y Europa es la gran discusión. Una cosa está clara: los esquemas estatales de Seguridad Social en muchos países están cada vez más rebajados y cada día más se tienen que buscar modelos, tanto en el financiamiento como en la prestación de servicios, en los que participe de manera más activa el sector de seguros.

En Europa esto ya se da, en EEUU en alguna medida con la nueva ley del salud, en América también la tienen muchos países, pero hay algunos otros, como es el caso de México, en el que una parte importante en la falta de desarrollo de los sector aseguradores es que no se le ha dado el papel que debe desempeñar, tanto en los sectores de las pensiones como de la prestación de Salud. Eso sí, en complemento y desarrollo siempre con los servicios públicos.

BDS.- ¿Qué significa para usted y cuál fue su sensación cuando le comunicaron que iba a ser el vicepresidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros? ¿Cuáles será su papel en la Federación?

Recaredo Arias.- Esto siempre genera una serie de sentimientos mixtos, porque significa mayores retos y responsabilidades, lo cual es un desafío interesante, y también es un reconocimiento al trabajo bien hecho, pero sobre todo poder representar al sector asegurador a través de estas instancias, lo que siempre es un desafío interesante.

Mi papel será formar parte del Comité Ejecutivo en todas las reuniones y todas las instancias donde nos presentemos como GFIA, formar parte de esas delegaciones y grupos. Y, desde luego, aportar en los diferentes documentos de posición de los distintos comités. Esto es muy importante ya que la Federación trabajará con muchos comités, como normas contables, riesgos sistémicos, la parte de G20 y de los riesgos catastróficos, en inclusión financiera, que se introdujo este año por el presidente Calderón de México, y ver cómo se implementa la inclusión financiera. Y, por supuesto, formalmente el rol del vicepresidente es actuar como presidente cuando falte este.

COMPARTIR