La Comisión Europea aprobó el pasado mes de mayo un proyecto de directiva para combatir la circulación de vehículos sin el seguro obligatorio de responsabilidad civil por daños a terceros, un fenómeno que causa unas pérdidas anuales estimadas en 870 millones de euros, que son pagados finalmente por todos los asegurados vía los fondos nacionales de garantía.

La norma, procedente de la reciente jurisprudencia del Tribunal de Justica de la Unión Europea a raíz de las cuestiones que han planteado tribunales nacionales sobre cobertura de siniestros en vías no aptas para la circulación, establecerá controles transfronterizos para evitar el paso de vehículos sin seguro de un país a otro de la UE; sugiere la verificación a distancia de las placas de matrícula y el uso de medios tecnológicos que pueden detectar de manera automática al vehículo que circula sin cobertura; y obliga a las aseguradoras a facilitar al cliente que desea cambiar de proveedor un historial de los incidentes cubiertos durante los últimos cinco años, si bien no establece la obligación de que la nueva compañía tome en cuenta esos datos a la hora de calcular la prima de la póliza.

Estos conceptos y muchos otros propuestos en la directiva, como la delimitación de los conceptos “hecho de la circulación” o “vehículo automóvil”, los supuestos de la circulación ilegal sin seguro obligatorio o la protección de los perjudicados en caso de insolvencia de la aseguradora de automóviles, son algunas de las cuestiones a las que se dará respuesta el próximo martes, 16 de octubre, en la jornada 'Nueva Directiva sobre el Seguro Obligatorio de Automóviles', que organiza Inese en el Hotel Holiday Inn Madrid Bernabeu.

Todos los detalles de la jornada se pueden consultar aquí.