En Perú me he reunido numerosas veces con Hernando Tavera, director del Instituto Geofísico del Perú (IGP), para discutir sus hallazgos, metodologías y estudios sobre la sismicidad en el país andino, en especial en lo relacionado a las regiones de Lima y Callao. Es realmente alarmante la alta probabilidad de un sismo en estas zonas.

Por otro lado, AIR Worldwide, una firma de modelación de catástrofes, también categoriza a Lima como una de las ciudades más prominentes para el riesgo no solo de terremoto, sino inclusive de tsunami. A pesar que ambos estudios, metodologías y hallazgos son independientes uno del otro, los resultados son bastante similares.

Finalmente, LLOYD'S en Londres tiene publicado en su página web un índice clasificatorio de las ciudades con mayor riesgo sísmico en el mundo. Lima es la ciudad que lidera esta lista, seguida por Teherán (Irán), Estambul (Turquía), Taipéi (Taiwan), y Tianjin (China).

Adicionalmente al peligro natural que existe en Lima debido al acoplamiento de las zonas de subducción que hay entre la placa de Nazca y la placa sudamericana, las regiones de Lima y Callao presentan dos problemas adicionales. El primero es la vulnerabilidad de las edificaciones y/o viviendas debido a la mala calidad de construcción, que no se adhiere a los códigos de construcción estipulados. También por la “auto-construcción”, lo cual hace que algunos de los riesgos (locales) se vean bastantes afectados ante un terremoto de gran magnitud.

El segundo gran problema son los cúmulos de riesgos o número de riesgos concentrados en una misma zona que existen en la ciudad. Lima, como capital del Perú y motor económico del mismo, brinda al país casi el 50% del PBI (Producto Bruto Interno). A su vez, es la ciudad más habitada del Perú, con casi 13 millones de personas y es el lugar predilecto para las oficinas principales de los grupos económicos más grandes del país.

Prepararse ante el riesgo

¿Han revisado sus sumas aseguradas últimamente? ¿Sus coberturas son las adecuadas? ¿Sabe cómo impacta el deducible a su flujo de caja financieramente? Un primero paso para responder a dichas preguntas es hacer una cuantificación del riesgo sísmico de una manera probabilística, utilizando modelos matemáticos y también realizando un trabajo de inspección al riesgo por ingenieros expertos para estimar las pérdidas como consecuencia de un sismo. Nuestra labor como asesores de riesgos es ayudar a nuestros clientes a estar preparados para este tipo de riesgo y poder conservar sus patrimonios económicos, así como también sus vidas y la de sus trabajadores.

COMPARTIR